Volver hasta que duela

Mis ganas por recorrer el mundo están lejos de haberse agotado. A medida que pasan los días y el último viaje se aleja, las ansias por partir nuevamente me carcomen el estómago. Y aunque me encantaría visitar nuevos destinos, como India, Tailandia (el Sudeste completo en realidad), Alemania, Colombia y muchos más, quise hacer una pequeña lista de aquellos lugares a los que volvería a ojos cerrados. Si la teletransportación existiese para el común de los mortales, estaría en cualquiera de ellos ahora mismo, dichosa y extasiada.

  • ​Parque del Retiro, Madrid.

Uno de los parques más lindos que he visto. Realmente un lugar en el que te puedes relajar, dormitar y tomar una cerveza mirando la gente pasar. Además tiene bonitos lugares para visitar y pasear, galerías, cafetería y paisajes relajantes. Naturalmente de lujo.

’
’

img_15071

  • ​Poissy, Francia.

​Poissy, además de albergar al ícono de la arquitectura contemporánea “La Ville Savoye”, es un poblado encantador y digno de un cuento. Visitar Poissy fue estar en la Francia de las películas y de los cuentos de hadas; lindas panaderías con baguettes en las vitrinas, banderines en las alturas, gente amable y risueña, mezclado con buena música y ambiente de calma. Ir  a este poblado es una buena forma de escapar momentáneamente de la ajetreada París, que se encuentra a sólo 50 minutos.

Poissy_-_Maison-atelier_de_Théophile_Bourgeois01

2461661966_6d93fab189_o
Villa Savoye
  • ​Santorini, Grecia.

Sin duda alguna la isla más extraordinaria que mis ojos y que mis 5 sentidos han disfrutado. Volvería a ir mil veces a ojos cerrados y sé que jamás me cansaría. La isla alberga playas para todos los gustos, además de una increíble vida nocturna y paisajes que parecen una broma de los dioses ¡por Poseidón!

Santorini-2

Santorini
Mi felicidad en Santorini, Grecia.
  • Venecia, Italia.

Sé que a veces parezco loca y un poco repetitiva, pero es que rayo con Italia y en especial con Venecia.

Cuando fuimos con mi pololo el 2014, creí perder la chaveta de forma definitiva. Y para más remate, pasé mi cumpleaños número 28 en esa maravilla de ciudad; me quería morir de amor. El gentío no importaba, las callejuelas y el mar por todos lados me hicieron la vida más bella aún. Un poco de lluvia, plazas escondidas y canales como venas que mantienen viva la ciudad. Soñé con ser sirena y nadar por cada de estos canales hasta saciarme (a riesgo de contraer Tifus y otras cosas varias). Mil veces Carpe Diem.

venecia

IMG_20151203_114724
Venecia 2014

Espero más pronto que tarde volver a cada uno de estos lugares y poder disfrutar de ellos como la primera vez. Mis expectativas son altas, lo sé, pero también mi capacidad de asombro es infinita ¡volvamos! de lo bueno; mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s