Lasagna de polenta y lentejas (¡Sí, lasagna!)

Inspirada en otra gran receta, pensé cómo podía hacer algo similar, vegetariano y nutritivo, para salir de la típica lasagna.

¿Qué es la polenta? para los que no la conocen es maíz seco y granulado, que se hace rápidamente en leche hirviendo (un chorro) y queda como una pasta. Se enfría y se endurece. La puedes usar como pasta o más dura para otras preparaciones.

Ingredientes

Sofrito y salsa:

  • 1/2 pimentón rojo y 1/2 pimentón verde picado en cubitos.
  • 1/2 cebolla blanca en cubitos
  • una cucharada de aceite de oliva
  • 1 gajo de ajo picado
  • 1/2 taza de vino tinto
  • 300 cc de salsa de tomate
  • laurel y mantequilla
  • 1/2 tomate en gajos
  • una pizca de pimienta y una pizca de azúcar
  • 1 cucharadita de sal

Relleno:

  • 150 grs de lentejas cocidas
  • 1/2 cebolla blanca en cubitos
  • 1/2 taza de polenta sin cocer
  • 1 cajita de crema de leche (200 ml)
  • 1/2 ajo molido
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 150 grs de queso mantecoso
  • queso rallado seco
  • pizca de sal

AirBrush_20160712104416

Primero, como en cualquier salsa que tengamos que hacer, partimos por un rico sofrito: aceite de oliva caliente, los pimentones y luego la cebolla. Cuando estén bien dorados, agregamos los demás ingredientes. No olvidar, así como usamos sal, agregar una pizca de azúcar para contrarrestar la acidez de la salsa y del vino blanco.

Cuando tengamos nuestra salsa lista, la reservamos.

Las lentejas ya cocidas las procesamos para formar una pasta (idealmente en una juguera). Agregamos a la pasta un poco de aceite de oliva y un poquito de sal.

Un poco de aceite de oliva en el sartén y con la media cebolla picada que guardamos, freímos y agregamos la cajita de crema de leche, más la polenta en forma de lluvia sobre la crema. Revolvemos por un par de minutos y esperamos a que la crema se evapore un poco.

Luego unimos la pasta de lentejas con la polenta y tenemos nuestro relleno listo.

Para armar:

  1. Una capa gruesa de salsa de tomates sobre una fuete profunda
  2. Relleno grueso de nuestra pasta de polenta y lentejas
  3. Cortamos el queso mantecoso en trozos y los disponemos sobre la pasta ya en la fuente.
  4. Sellamos con una nueva capa de salsa y posteriormente, con una delgada capa de queso rallado seco para que se gratine.

15 minutos al horno en 180° y ¡estamos listos! sano, sabroso y nutritivo. ¡Hasta legumbres tiene! Ñam.

20160710_161641

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s